lunes, 16 de febrero de 2009

Mis flautas

En muchas ocasiones alumnos y colegas me preguntan acerca de los instrumentos que toco.

Todavía aparezco en la página de la marca Burkart como intérprete de sus instrumentos, pues hace ya bastantes años toqué una flauta y un flautín suyos. De hecho creo que la mía fue la primera flauta Burkart que se vendió en España, antes de muchas otras que se vendieron posteriormente.


Toqué esa flauta varios años, era un modelo en oro de 14 Kt. con el mecanismo de plata, pata de si, mi mecánico, etc...como todas mis otras flautas. Sin embargo con el paso del tiempo no acabé de sentirme cómodo con esta flauta. Cambié la cabeza, cambié incluso la pata, por la de mi antigua Arista.... hasta que finalmente decidí dejar de tocarla y cambiar a mi actual instrumento. La vendí y compré un Brannen-Cooper de plata, sistema Brögger.


Sí que conservo el flautín Burkart. Siempre fue un buen instrumento, y sobre todo me adapté a él bastante bien. No es un instrumento fácil de tocar, como no lo son en general los flautines americanos, pero siempre tuve un feeling positivo sobre todo con su sonoridad.


Actualmente tengo dos flautas, una Arista con bastantes años (la compré cuando aun era estudiante en el Conservatorio), que es un instrumento con el que me he llevado realmente bien. Casi siempre la toqué con una cabeza Lafin de segunda mano. El concierto de Mozart del pasado verano lo toqué con ella, y funcionó a la perfección. La otra es la citada Brannen, un instrumento de un nivel extraordinario, más equilibrado que la Arista en cuanto a afinación y estabilidad sonora. Con ella toqué por ejemplo la Sonata de Poulenc en los últimos conciertos con Juan Escalera.


Tengo varias flautas más de colección y un traverso de Tardino, pero de eso ya contaré en otro momento.

No hay comentarios: