viernes, 28 de enero de 2011

¿QUÉ FLAUTA ME COMPRO?: MATERIALES I

¿Es la plata más brillante que el oro? ¿El platino da mayor potencia sonora que el oro de 14 Kt? ¿La madera de boj es menos sonora que la grenadilla?

Estas preguntas son clásicas a la hora de tratar el tema de la influencia del material en la calidad del instrumento.

Cuando vamos a comprar un instrumento dependerá mucho su precio del material, además obviamente del fabricante. La progresión normal suele ser desde el instrumento de iniciación en metal plateado, pasando luego a un instrumento de estudio con la cabeza y tal vez el tubo en plata. Posteriormente se suele comprar un instrumento totalmente de plata. A partir de aquí, muchos flautistas varían la cabeza, o compran flautas de oro de distinto kilataje, platino o madera, buscando mayor calidad o determinada diferenciación sonora.

En todo este trayecto hemos pasado desde un precio inicial de unos 500 euros, hasta los 25 o 30.000 que podría costar una flauta de platino con una cabeza especial y grabados personalizados, con especificaciones técnicas particulares....

¿Es mejor esa flauta, que la primera? Evidentemente si, pero la cuestión es en qué medida esa diferencia de calidad es debida al material, o a la habilidad y la atención que el fabricante ha depositado en cada instrumento.

La cuestión parece eterna, y los intérpretes suelen estar muy seguros cuando afirman que tal material aporta tales cualidades al instrumento (normalmente de capacidad dinámica o de color de sonido). También los fabricantes suelen propiciar este pensamiento, publicitando nuevas aleaciones o composiciones del tubo (el aurumite de Powell, el 15/85 de Brannen, la plata 98% de Burkart, el Karritium de Drelinger,etc) y atribuyendo libremente distintas características a cada uno de ellos.

Los estudios científicos sobre la cuestión no suelen ofrecer muchas dudas al respecto. No hay evidencia científica alguna de que el material "per se" aporte ninguna característica específica y distinguible al instrumento. Esto quiere decir que si Brannen, Muramatsu, Nagahara o cualquier marca quisiesen hacer sus mejores flautas con alpaca, y dedicasen la misma atención, conocimiento y horas de trabajo, estas serían igual de buenas que sus flautas de platino, oro, etc. O lo que es lo mismo, los flautistas pagamos auténticas barbaridades por instrumentos de materiales carísimos, esperando que una flauta nos mejore exponencialmente ("si cuesta el doble, voy a tocar el doble de bien", pensamos),y eso no tiene por qué ocurrir. De hecho creo que en la mayoría de los casos no ocurre.

Hay anécdotas y casos interesantes al respecto. James Galway cuenta en su página personal que él ha comprado tradicionalmente modelos de Muramatsu GX (tubo de plata, mecanismo en alpaca, oídos estirados) al distribuidor, y que le han parecido siempre instrumentos excelentes. Comenta que nunca le han personalizado ninguna de estas flautas o cabezas, pues siempre se piensa también que los instrumentos de los grandes flautistas están mejor hechos que los del alumno que se pasa por la tienda a comprar su flautita. Según él no es así. Afirma además que no es capaz de distinguir de qué material está hecha cada una de las flautas con las que ha grabado sus numerosos discos.

Se dice que Rampal imitaba con una flauta de plata la supuesta sonoridad de ésta o de la de oro modificando su modo de tocar. Y todos hemos hecho la broma (o no lo es?) de tocar con sonoridad de traverso en nuestras flautas Boehm metálicas, sacando exageradamente la cabeza de la misma (y evidentemente desajustando también toda el equilibrio de la afinación del tubo)

Una tercera anécdota cuenta que Albert Cooper reunió en su taller a varios flautistas profesionales y les dejó probar una cabeza hecha por él mismo, con los ojos vendados. Tras las discusiones acerca de si era oro, platino, plata, etc, les descubrió que había fundido una cacerola de su cocina para fabricarla...

domingo, 23 de enero de 2011

CANTATA BWV 209 DE J.S.BACH

El repertorio para flauta travesera de J.S.Bach es muy amplio. A pesar de la enorme calidad e importancia de todas sus obras, no todas gozan de la misma atención y conocimiento por parte de los flautistas.

Quiero presentar una obra muy poco conocida. Se trata de la Cantata profana "Non sa che sia dolore" BWV 209. Su origen no está claro, pues algunos estudios la sitúan en el periodo de Weimar mientras que otros la consideran mucho más tardía, cuando Bach ya se había establecido en Leipzig.

Su autoría se ha puesto en duda en estudios antiguos, pero actualmente no parece haber duda de su autenticidad. Estilísticamente no me cabe ninguna duda de esto. Es una de las dos únicas cantatas en italiano de Bach, y tiene un paralelismo estrecho con las escenas de ópera italiana muy populares en la época. Se trata de una despedida para un amigo que parte de viaje.

La obra tiene cinco movimientos, una Sinfonía inicial, dos Recitativos y dos Arias. Está compuesta para soprano, flauta y orquesta. La Sinfonía inicial está escrita en estilo concertante, muy similar a los conciertos para violín en estilo italiano de Bach.
Los recitativos prescinden de la flauta. En las arias, la participación de la flauta es similar en importancia a la de la soprano, e iguala en calidad a algunas de las arias más importantes para voz y flauta de las obras sacras como la Pasión según San Mateo o la Misa en si menor.

Un estudio muy interesante a realizar por los musicólogos, es la relación de Bach con los flautistas de su época, pues la escritura genial para la flauta evidencia el conocimiento del instrumento, de sus capacidades, y la existencia de intérpretes a la altura de la misma. Una de las hipótesis es la relación de Bach con Buffardin, unos de los mayores virtuosos de la época, profesor de Quantz, y residente en Dresde.

Aquí inserto dos enlaces, uno con la partitura completa de la cantata, y otro a la excelente versión en youtube del Collegium Bach de Stuttgart y Helmuth Rilling dirigiendo. El flautista es, presumiblemente, Jean-Claude Gérard (y la versión con instrumentos "modernos", que me perdonen los puritanos)





Y la partitura, en IMSLP.

http://imslp.org/wiki/Non_sa_che_sia_dolore,_BWV_209_(Bach,_Johann_Sebastian)

11 de Noviembre de 2017 VI  RAFEL FESTIVAL.  Ensemble d'Arts.  Auditori de Rafelbunyol (València) 20:00h. SOLISTAS DE ZAHIR ENSE...