miércoles, 23 de febrero de 2011

ORQUESTAS EN PELIGRO Y DEMÁS II

Hace un tiempo escribí una entrada al respecto de la repercusión de la crisis en algunas Instituciones Musicales de España. Hablé específicamente de la desaparición de la Academia del Liceu. Siguiendo con esta tónica, aparece ayer en Europa Press la siguiente noticia:

"El Liceu no programará en septiembre y no descarta un ERE como "última opción"
(http://www.europapress.es/catalunya/noticia-liceu-no-programara-septiembre-no-descarta-ere-ultima-opcion-20110221144159.html).

En Sevilla la ROSS cambió hace pocas semanas el programa que incluía una 8ª de Bruckner por una 1ª, bastante más reducida en plantilla. Por otro lado, no parece que de momento tengan intención de sacar a concurso las plazas vacantes, como por ejemplo el puesto de flauta tutti y piccolo solista que yo ocupé durante 10 años, y que ya podrían convocar si quisiesen y/o pudiesen. Es más barato contratar por temporadas o periodos determinados a los músicos que necesitan que convocar audiciones, pagar la antigüedad, etc...

La OJA se enfrenta también a una situación nueva. El cese de Michael Thomas ha sido muy contestado por bastantes voces (en particular miembros o ex-miembros de la orquesta). La Consejería anuncia la creación de una comisión artística que regirá el futuro de la Orquesta Joven. Se buscarán mayores colaboraciones con otras Instituciones, especialmente con la orquesta de la Fundación Barenboim-Said, pero lo cierto y verdad es que de momento el presupuesto de la OJA se ha visto recortado en unos 100.000 euros, más de un 20% de un año para otro. Hay múltiples noticias e iniciativas al respecto, la mayoría en contra, como la recogida de firmas o los conciertos públicos contrarios a estas medidas. También habrá, claro, quien esté a favor pero yo aún no he leído demasiados testimonios en este sentido. Con teclear "OJA Andalucía" en Google Noticias tendréis todas las referencias.

Por otro lado, hoy se anuncia que se cierran diversas clases del Conservatorio de Danza de Sevilla por el mal estado de las instalaciones.

(http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-educacion-supervisa-conservatorio-danza-danos-desprendimientos-afectados-instan-reparar-20110222165858.html)

Dice Lorin Maazel en una entrevista en Las Provincias anteayer, lo siguiente: "Rebajé mi caché pero los políticos no respondieron con un esfuerzo para el Palau"
(http://www.lasprovincias.es/v/20110220/culturas/rebaje-cache-20110220.html)

Y dice también: "La crisis afecta no sólo al Palau sino a todos los teatros operísticos. Quizás el problema es que nadie se ha atrevido a decir en voz alta lo que podía haberse hecho para solucionar las cosas. Por ejemplo: ahorrarse lo que cuesta fabricar un avión militar permitiría sufragar todas las representaciones operísticas de Europa. Uno, un avión. Se ha producido un descenso en las subvenciones, recortes provenientes de las autoridades políticas, lo que reduce las posibilidades y capacidades del Palau. No sé si el avión reporta votos o apoyos políticos, pero la cultura sí aporta cosas. La cultura es el alimento del alma, de la inteligencia humana."

Mientras ultima la representación de su ópera 1984 en Valencia, en el Palau que deja (antes sólo se ha hecho en Londres y Milán). Según Levante emv su sueldo en Les Arts era de casi 7 millones de euros anuales (antes de la rebaja).



Barenboim dice hoy en Valladolid: "el gran problema de la cultura en general, y de la música en particular, es la falta de voluntad política en todo el mundo para invertir el dinero preciso para educar a los más jóvenes" (http://www.abc.es/20110222/comunidad-castillaleon/abcp-barenboim-denuncia-falta-voluntad-20110222.html).

Mientras, las orquestas y teatros de ópera recortan algunos gastos de plantilla y se refugian en repertorios "populares" que les den mayor rendimiento en taquilla (¿se puede mantener algo así?) o suficiente apoyo público/político para defender su posición de cara a la sociedad. No sé si es la mejor manera de luchar contra el populismo de otros medios lúdicos (TV, internet...). Tengo además mis dudas acerca de si la reiteración en un modelo que les ha llevado a esa situación puede ser también la solución al problema.
¿Tiene algún sentido todo esto?

lunes, 14 de febrero de 2011

LA FLAUTA VIRTUAL

Leyendo documentación acerca de la acústica de la flauta he encontrado esta página de la Universidad de New South Wales, en Australia.

Está toda en inglés, claro, pero proporciona una cantidad de información apabullante tanto a nivel científico como para los flautistas que busquen un acercamiento a las cuestiones teóricas del instrumento.

Además de todo ello proporciona una valiosa herramienta para visualizar todas las posibilidades de una digitación determinada, o partiendo de un multifónico saber todas las opciones de realización. Es, en este sentido una actualización de los libros tradicionales de Artaud, Dick y Levine-Mitropoulos acerca de los multifónicos, en modo interactivo. Proporciona esta misma información y comparaciones acústicas entre distintos modelos de flautas históricas (clásicas y barroca).

http://www.phys.unsw.edu.au/music/flute/

miércoles, 9 de febrero de 2011

¿DÓNDE ENCUENTRO LA FLAUTA QUE QUIERO?

Esta entrada es una reestructuración de otra antigua en la que corrijo y actualizo informaciones que no eran correctas o estaban incompletas acerca de la distribución y venta de flautas.


Las marcas de flautas más habituales en el mercado español son proporcionadas por empresas que en algunos casos venden a tiendas y en otros casos también atienden a particulares. Es el caso de Euromúsica Garijo (EMG), distribuidor oficial para España de las marcas Azumi, Altus, DiMedicci, Jupiter, Miyazawa, Muramatsu y Sankyo (no la debemos confundir con la tienda Mundimúsica Garijo de Madrid, que es un comercio para particulares que no tiene nada que ver con EMG).


Esto quiere decir que ellos importan todas esas marcas y las distribuyen a las tiendas correspondientes que son las que nos las venden a los particulares. Si estamos interesados en una flauta de cualquiera de estas marcas podemos preguntarles directamente a ellos, que nos dirán si está disponible, en qué plazo tienen prevista la recepción o en qué tienda la podemos encontrar. Esto es especialmente importante en el caso de marcas con gran demanda como Muramatsu. Hay una renovación constante del stock por parte de EMG, que además publica una actualización mensual de todas las flautas que tienen disponibles. Es posible que si acudimos a una tienda no tenga determinada flauta en stock y nos indique que debemos esperar X meses hasta que la haya; pero probablemente haya otra tienda en algún lugar de España que sí que tenga ese instrumento disponible en ese momento o en un plazo inferior. La mejor manera de saberlo, como digo, es contactar directamente con EMG en su dirección de correo o por teléfono.
(http://www.euromusicagarijo.com/).

Yamaha también tiene un distribuidor exclusivo para España, Yamaha Ibérica (http://es.yamaha.com). Ocurre lo mismo que en el caso de EMG con sus marcas; podemos encontrar flautas Yamaha en cualquier tienda de instrumentos, pero todas ellas las pedirán al distribuidor oficial. Por eso es mejor ponerse en contacto con ellos en caso de buscar una flauta muy determinada. Los modelos más habituales de estudiante se suelen encontrar sin dificultad.

Hay otros distribuidores que sí venden a particulares, además de distribuir a tiendas. Se trata en el primer caso de Rivera Música (http://www.riveramusica.com/) que distribuye en exclusiva las flautas Pearl para toda España. Ellos nos pueden vender cualquier flauta de cualquier modelo directamente, y mantienen un stock muy amplio de toda la gama. Tienen tiendas en Valencia, Madrid, Alicante, Huelva y Almería donde podemos probar todos los instrumentos que tengan, pero para asegurarnos de qué tienen y qué no en cada tienda, es mejor preguntar siempre antes.

Dasí flautas (http://www.dasi-flautas.com/) distribuye las flautas inglesas Trevor James. Tiene una tienda exclusivamente dedicada a la flauta en Valencia, y dispone de un amplio stock de esta marca.

Eso no quiere decir que Rivera y Dasí no tengan otras marcas, de hecho ambos tienen unos stocks amplísimos e incluso instrumentos de segunda mano (Dasí), pero los que no son de esas marcas los han adquirido al distribuidor correspondiente y aplicarán el margen comercial que proceda. Tampoco quiere decir que no podamos encontrar Pearl o Trevor James fuera de sus tiendas, pero la tienda que nos las venda se las habrá comprado a ellos y aplicará igualmente su margen, por lo que debería ser más cara (aunque por preguntar no se pierde nada).


En el caso de buscar flautas (alto, bajo, piccolo, travesos...) o cabezas de marcas menos habituales, como Nagahara, Parmenon, Brannen, Powell, Haynes, Braun, Mancke, Boulgheroni, August Hammig, Wenner o Fischer podemos preguntar en Dasí, pues ofrecen estas marcas en su página. No tendrán todas esas flautas disponibles, tal vez algún modelo, pero pueden encargarlas por nosotros al fabricante o distribuidor que proceda.

James Lyman distribuye las flautas Burkart y los modelos "baratos" Resona y Burkart-Phelan. La página de la marca (http://www:burkart.com) proporciona los datos de contacto.

Estas flautas serían las más fáciles de probar y comprar en España, puesto que tienen distribución directa, pero también tenemos otras opciones en Europa, tanto de estas marca como de otras menos habituales o instrumentos de segunda mano. Estos son algunos de los más importantes:

Adams Music (Holanda): Brannen, Abell.
Alain Cadinot (Paris): Powell, Haynes, Sonaré, August Hammig, Philipp Hammig (una marca barata de Powell). entre otras.
Aria Musique (Paris): Abell, Burkart, Mateki, Nagahara, Sheridan, Mancke.
Pietro Daminelli (Milán):Nagahara, Powell, FMC, Kotato & Fukushima, Oston Brannen, Keefe...

Holzblaeser (Berlín): Matit, Emmanuel, Arista...

Jonathan Myall (Londres): Abell, Wessel, Gerhard Sachs, Keefe...
Musik Bertram (Freiburg): Brannen, Eastman, Faulisi, Kotato & Fukushima, Lafin, Mateki, Sheridan....
Musikhaus Gurtner (Zurich): Abell.
Oneratti (Florencia): Brannen.
Topwind (Londres): Matit, Allen, Bigio, Cooper, Oxley, Simmons, Flute Makers Guild, Geimenhardt, Almeida, Arista, Emanuel, Abell, Brannen, Deford, Landell, Lopatin, Lunn, Moore, Williams...
Vents du midi (Ginebra): Brannen.

*no UE

Esta información está sacada de los fabricantes en su mayor parte, y también de las tiendas, muchas de las cuales ofrecen prácticamente todas las marcas. Esto no quiere decir que las tengan todas en stock, sino que están dispuestos a traernos lo que queramos, aplicando sus márgenes comerciales, claro. Algunas tiendas ofrecen información actualizada del stock (Daminelli, Just flutes, Bertram....) otras no. Hay que mirar mucho y preguntar, pero vale la pena para hacerse una idea de qué hay, dónde, a qué precio y en qué condiciones nos venden.

Hay obviamente muchísimas otras tiendas fuera de la zona euro, pero ni puedo abarcar toda esa información, ni quiero hablar de tiendas cuyos productos hemos de declarar en la aduana europea. Entre las tiendas citadas, señalo en rojo las dos suizas, pues aunque están muy cerca y tienen grandes stocks, no pertenecen a la zona euro tampoco.

Hay fabricantes cuyas flautas sólo se les pueden comprar directamente, normalmente por ser muy pequeños y trabajar únicamente por encargo (y previo pago de una cantidad). Se me ocurren algunos como Braun, Bernhard Hammig (Alemania), Lopatin, Straubinger, Arista, (EEUU), Wessel (Gran Bretaña), Parmenon, Roosen (Francia), etc...

Podemos encargar cualquiera de estas flautas a una tienda especializada, pero lo que ella va a hacer es encargarla al fabricante y traérnosla bajo pedido pagado aplicando todos los cargos más su margen comercial. Si tienen alguna en su tienda podemos probarla, lo que es una gran ventaja y comprarla si nos gusta. La otra opción es contactar directamente con el fabricante, encargarla pagarla y acudir nosotros a por ella con el riesgo de que no nos satisfaga el resultado.

Siempre hay que declarar en la aduana y pagar los aranceles pertinentes de los instrumentos ajenos a la UE. No olvidemos pedir al vendedor la factura y todos los documentos necesarios para saber que está importado legalmente. En caso contrario podemos tener serios problemas en caso de quejas, defectos, sustracciones, etc...

Cuando compramos una flauta de alguna de estas marcas más pequeñas hemos de tener en cuenta una última cuestión que creo que es importante. Estamos hablando ya de instrumentos de gama alta, cuyo precio no suele bajar de los 8.000 euros, y que dependiendo del material se puede disparar hasta cerca de los 30.000. Con semejante inversión debemos preveer cuál será el valor del instrumento si lo queremos vender por la causa que sea para reinvertir en otro. El mercado de instrumentos de segunda mano no es nada fácil, y en él el peso de las marcas es muy importante. La diferencia de precio entre dos flautas nuevas de dos marcas, una de primer nivel (p.e. Brannen o Muramatsu) y otra mucho menos conocida (p.e. Sheridan o Williams) es mínima. Sin embargo la venta como instrumento de segunda mano será mucho más fácil de la primera que de la segunda, y probablemente el dueño de la segunda lo tendrá que hacer a un precio inferior. No es una cuestión de calidad, pues estoy seguro que las flautas de estas marcas menos conocidas tienen una calidad igual que las otras, pero hay una diferencia importante en la seguridad de nuestra inversión.

Por ello creo que quien quiera comprar una flauta un tanto "exótica" ha de tenerlo muy claro (por un determinado sonido, una afinación particular, un diseño revolucionario...) pues está asumiendo riesgos y complicaciones adicionales.

No quiero acabar sin agradecer a D. Manuel Garijo, de EMG por la información aportada para la remodelación y corrección de esta entrada.