viernes, 16 de marzo de 2012

OPOSICIONES. ANÁLISIS.

Pregunta:
 Buenos días


Mi nombre es Jorge. He leído su artículo sobre la prueba de análisis. Me parece super interesante. Este año me presento a las oposiciones en Andalucía. Ando un poco perdido en la parte del análisis puro.. Sé que hay que analizar todo lo referente al texto que nos presentan: notación, ritmo, melodía, armonía, forma, dinámica, agógica, aspectos interpretativos tales como indicaciones de tempo, matices, fraseo, ect..


Ahora bien en esta parte hay que extenderse mucho, poco, lo justo, ser concreto y no meterte muy a fondo por el tema del tiempo. Dar una visión general de que lo controlas? Imagino que la segunda parte de este ejercicio es mas importante no?

Respuesta:
 Hola Jorge:

En primer lugar gracias por leer el blog y por tu opinión acerca de la entrada que me comentas.

En cuanto a tus cuestiones, te diré que la prueba de análisis es para mí, la más estresante de todas las que conforman la fase de concurso. No sé si has hecho antes algunas oposiciones o no, pero en las mías me resultó así.

El tiempo es muy corto. Una hora para realizar el ejercicio, es realmente muy poco tiempo. Las convocatorias de las oposiciones suelen ser muy concretas al respecto de que todas las partes del análisis han de estar contempladas, pero hacen especial hincapié en que la parte referente al análisis didáctico es la más importante.

Por ello creo que evidentemente hay que hablar de la estructura general, el estilo, la armonía, el fraseo etc...de la pieza en cuestión, pero controlando siempre que nos quede tiempo suficiente para proponer nuestras ideas acerca de la idoneidad de la pieza para determinado nivel, y el tipo de trabajo que haríamos con ella. En tiempo real, yo creo que toda la parte de análisis puro no debe de ocuparnos más allá de una media hora, dejando otra media al menos para completar la parte didáctica y repasar todo lo que entregamos.

Esto no quiere decir que haya que desatender la primera parte del análisis, sino casi más bien al contrario. Hay que ser realmente muy preciso, para en muy poco tiempo concretar correctamente todas las características morfológicas y estéticas de una pieza. De este modo un tribunal puede tener una idea bastante buena de los conocimientos musicales de un opositor. En muy pocas frases se puede hablar de la armonía utilizada, el tipo de textura musical, los fraseos, las características estéticas, las cadencias, etc...

Pueden ser piezas conocidas por todos los opositores (p.e. "El negrito" de Debussy) o menos habituales. En mi oposición pusieron un tiempo de la Sonata de Feld, creo recordar, que yo no conocía en absoluto. En todo caso esto da igual, o no es especialmente importante, pues no se trata de "acertar" la pieza, sino describir las características de lo que leemos, y proponer un trabajo adecuado e interesante para los alumnos.

En todo caso, por mi experiencia personal como opositor y como preparador de otros, es muy importante hacer análisis de piezas elegidas al azar, con un reloj por delante y controlando exactamente que completamos todas las partes del mismo, dando especial relevancia al análisis didáctico. 

En fin, espero que mi respuesta te sirva en el proceso de preparación, y que te vaya todo muy bien de cara a las oposiciones.

Un saludo,
Alfonso Rubio.

P.
Buenas tardes


En primer lugar quería darte las gracias por tomarte la molestia en contestar. Puedes colgar mi e-mail sin ningún problema.


Otra cuestión tengo para tí. Me gustaría que me aconsejaras sobre un manual de consulta si lo existe para prepararme esta prueba en los dos ámbitos. Estaría guay alguno que especificara como realizarlo a modo de guía o algo parecido. Son mis primeras opos y ando un poco perdido en esta parte.


Se debe redactar todo lo que ves (ORDENADAMENTE CLARO) e ir poniendo ejemplos, o ser mas concreto Y CONCISO:


Ejemplo:
Primer movimiento
Armonía:
Fraseología:


Cuando hablas de características estéticas (melodía, ritmo, melodía,dinamica, agógica) te refieres a lo que se puede extraer de la obra y no meterte en relacionar con características de la época en cuestión y relacionarlas. O se debe realizar ambas consideraciones, es decir, hablar de lo que hay en la partitura y relacionarlo con las características del período en cuestión.


Gracias por todo


R.
Hola Jorge, no es molestia en ningún caso. Espero que te sirva de ayuda mi criterio.

Yo no conozco ningún libro en particular que trate el tema del análisis como entiendo que tú lo querrías para preparar las oposiciones. Los manuales o libros que conozco suelen ser siempre mucho más exhaustivos y hacen análisis bastante más profundos de las obras que de lo que se trata de hacer en la prueba. Puedes leer muchos análisis de obras variadas en multitud de libros, en internet mismo, etc... pero como te digo no conozco ninguno que plantee un trabajo escueto dirigido al tipo de análisis que hay que hacer.

En cuanto a cómo plantearlo, eso ya depende un poco de cada cual. A mí personalmente no me gusta un análisis por puntos concretos, pues en primer lugar cada obra puede tener un interés mayor o menor en cada ámbito. Por otro lado siempre que se redacta un texto, se da lugar a demostrar muchos más conocimientos (de historia, de organología, del repertorio, etc...). Yo siempre he preferido describir en un texto redactado lo que veo y deduzco de la partitura que se entrega.

Creo que el análisis musical no es un análisis de sangre ni de orina, en el que se cuantifica el colesterol o los trigilicéridos con números. Detrás de cualquier pieza musical hay mucho más contenido que no se puede explicar con meros datos. Una forma sonata clásica es conocida por todo el mundo (o casi). A mí como tribunal no me aportaría mucho un opositor que me diga las partes de la misma, o que las frases tienen 8 compases...esas son obviedades que se supone que cualquier músico formado conoce. Tampoco se trata de "adivinar" el nombre de la pieza, sino describir las características más importantes que la hacen ser como es. ¿Y esto qué quiere decir?. Pues si escuchas por ejemplo el Concierto Pastoral de Rodrigo ¿qué podrías destacar del mismo?. ¿Y qué es lo que lo hace diferente de, por ejemplo una Sonata de Blavet?. Estas características son las que hay que definir en cada caso.

Supongamos que no conoces el Concierto Pastoral. Si ves la partitura sin más, encontrarás una forma sonata prácticamente clásica, unas armonías tradicionales, unas cadencias también habituales en muchos casos, una instrumentación muy sencilla y clara...pero por otro lado una escritura instrumental de alto virtuosismo, determinados giros armónicos muy concretos que no son propios de un concierto para instrumento del s.XVIII ó XIX. Todas estas características detalladas con ejemplos concretos extraídos de la partitura, nos permiten argumentar qué pieza se nos ha presentado y en qué escenario histórico y estético la situamos en base a esos detalles y nuestros conocimientos musicales.

Como te decía es difícil plasmar todo esto en un listado sin más, y también dependerá de cada pieza que determinados aspectos tengan más o menos importancia. Una obra de Vivaldi, por ejemplo, tiene muy poco que contar desde el punto de vista de la armonía, mientras que en Sirynx es determinante. La textura de una Sonata para flauta y piano de Mozart se puede describir en dos frases, mientras que en la Sonata en si menor de Bach el contrapunto y la textura musical son la base misma de la música.

Es decir, creo que hay que adaptarse a cada fragmento, y describir los elementos que consideramos más importantes en cada caso. Y desde luego, relacionarlos con su contexto histórico y estético.

Ya sé que este es un terreno que incomoda a muchos instrumentistas, pues no nos preparan habitualmente muy bien para esta materia en concreto, y también supongo que lo que te digo, así en abstracto, debe ser bastante difícil de aplicar en tu práctica diaria de cara a las oposiciones. Yo que tú leería muchas piezas de las que hay en el repertorio habitual de los Grados Elemental y Medio, e iría analizando lo que veo, y escribiéndolo. Si no te aclaras, tal vez un guión como el que propones (armonía, cadencias, fraseo, textura, etc...) te puede ayudar a organizar la información que vas extrayendo de la obra y que después has de "cocinar". Cuando hayas visto dos o tres obras de características parecidas este trabajo se debe hacer mucho más rápido y rutinario, de modo que veas qué apartados son más importantes en la definición de cada pieza. Luego yo utilizaría esa información para redactar mi descripción de la pieza. Poco a poco te vas a ir familiarizando más con el tema.

Dejaría también a un lado el miedo a "acertar" la pieza (creo que es una manía muy común en los opositores) o la forma. Describe lo que lees y ya está. En un principio te puedes equivocar en algunos aspectos, pero si corriges tus análisis y los cotejas con otros de piezas similares que puedas encontrar, cada vez irás depurando más los aspectos característicos de cada pieza y de cada estilo.

Y cuando ya tuviese cierta práctica en esto haría los simulacros de examen con el reloj por delante y con el guión de todas las partes que la convocatoria precisa, dando siempre una importancia especial al análisis didáctico de la pieza y a la propuesta de trabajo que yo haría como profesor a mis alumnos.

En mi preparación para las oposiciones hace ya varios años hice estos simulacros de pruebas con piezas que elegía al azar de mi biblioteca, de internet, etc... Si los encuentro los colgaré tal vez en el blog por si le pueden venir bien a alguien.

Bueno, lo dicho; espero que te ayude todo lo que te escribo, y buena suerte.

Un saludo,
Alfonso Rubio.

5 comentarios:

Elena dijo...

Hola Alfonso

Me presento este año por Andalucía y tengo algunas dudas sobre la parte práctica. Suelen ser canciones populares pero no sé si una de ellas es propia de Andalucía o eso no lo tienen en cuenta y pueden ser las dos de distintas Comunidades?.

Antes de comenzar con el análisis, ¿aconsejas hacer una pequeña justificación sobre la elección de esa canción?

Sobre la elección del curso para la aplicación didáctica, aunque la partitura presente un ritmo complicado podría adaptarse a cualquier ciclo, verdad? La idea no es acertar con el curso, si no de qué manera la trabajarías, no?

Muchas gracias por tu atención

Un saludo

Elena

Alfonso Rubio Marco dijo...

Hola Elena.

En principio, y a falta de que salga la convocatoria en firme de las oposiciones, para hacerse una idea de qué se pedirá en ellas, hay que remontarse a las últimas convocatorias.

En principio la pieza popular hace referencia al repertorio propio de la Comunidad Autónoma convocante, en este caso Andalucía, que como posee un patrimonio muy rico no debería ser problema alguno.

Tengo una duda cuando te refieres al análisis, pues no sé si te refieres a la pieza de análisis que el tribunal entrega a todos los opositores por igual, y que está predefinida, en cuyo caso no tendrías que hacer ninguna justificación porque tú no la has escogido, o si bien te refieres a un posible análisis que presentases de las piezas populares. En este caso, y como en cualquier circunstancia en la que tú presentas al tribunal una pieza, tema o cualquier aspecto de libre elección, entiendo que sí procede hacer una justificación, defensa, o como quieras llamar a la parte en la que introduces porqué consideras esa elección idónea para lo que quieres conseguir pedagógicamente con ella.

En cuanto a la aplicación de una pieza en particular para un curso u otro, yo sí creo que conviene que se adapte al nivel general de lectura, técnica y desarrollo musical del curso para el que la propones. Como bien dices, también es fundamental que expliques del mejor modo posible el modo en el que la trabajarías, pero desde mi punto de vista el que sepas escoger y adaptar un repertorio adecuado a los alumnos y alumnas de un nivel determinado me parece fundamental.

Todo esto que te digo es mi opinión personal. Nunca he formado parte (por suerte) de ningún tribunal, y al final los criterios que éstos aplican vienen determinados en primer lugar por la convocatoria en cuestión, y por la interpretación (dentro del margen posible) que el conjunto del tribunal haga de todo ello. Desde mi punto de vista particular, es muy importante que la presentación íntegra que el aspirante a profesor hace al tribunal demuestre que es el más idóneo para conducir una clase de alumnos delun nivel determinado hacia su mejor desarrollo flautístico y musical. Por ello, la coherencia y complementación de todos los aspectos que el opositor presenta (elección e interpretación del repertorio propio y del de sus hipotéticos alumnos, defensa de una linea pedagógica clara, capacidad de adaptación, claridad de objetivos y su introducción en el currículo, expresión verbal, escrita, etc...) es lo que puede dar una idea al tribunal de qué aspirantes pueden hacer un mejor trabajo con los alumnos.

Espero que estas lineas puedan ayudarte a aclarar alguna de tus dudas, y mucho ánimo en la preparación de las oposiciones.

Saludos,
Alfonso Rubio.

Cristina Ramírez Quesada dijo...

Buenos días, quería comenzar este comentario dándole la enhorabuena por su blog, cuyo contenido me ha parecido, personalmente,muy interesante.

Le comento mi caso:
Soy una violista murciana que este año se presenta a sus primeras oposiciones (las que en teoría se convocan en Andalucía).
En general todo el proceso del concurso-oposición me aterra porque nunca me he enfrentado a nada parecido pero en especial lo que más me preocupa es la parte de análisis puesto que nunca me he sentido especialmente cómoda con dicha materia. Si a eso le sumamos que sólo dan una hora para realizar el ejercicio y que encima hay que hacer análisis didáctico (que no he aprendido a realizar en ningún lugar) el resultado es un pavor total y absoluto ante la prueba.

Muchos conocidos me dicen que no me preocupe porque:a) no puntúa mucho y b) como son mis primeras oposiciones, saque lo que saque no voy a conseguir plaza.

Personalmente me siento incapaz de presentarme a a oposición sin llevar perfectamente preparadas todas las partes, independientemente del contexto.

Me gustaría saber si sabe usted de algún preparador específico de analisis porque yo todavía no he dado con ninguno (las academias de preparación son muy genéricas) y la verdad es que estoy interesada en dar con alguien que me ayude. He intentado formarme por mi cuenta con la ayuda de tratados de análisis pero son demasiado detallistas y en una hora... Es imposible pormenorizar tantísimo.

Gracias de antemano y disculpe la parrafada.

Saludos,
Cristina Ramírez Quesada

Alfonso Rubio Marco dijo...

Hola Cristina. Gracias por tu comentario. A falta de ver si finalmente la Consejería convoca o no las oposiciones para este verano, quienes estéis interesados no podéis esperar para prepararlas, porque en el caso de que finalmente se convocaran ya no hay tanto tiempo para hacerlo.

Entiendo tus sensaciones ante las oposiciones. Es normal sentir la incertidumbre de si sabremos afrontar cada prueba, cómo serán, qué y quiénes nos encontraremos...pero piensa que al fin y al cabo muchas personas hemos pasado antes y tampoco es para tanto.

Yo huiría de razonamientos como el de que "ya que no vas a conseguir la plaza"...y de todos aquellos consejos o comentarios que no te aporten positivismo ante la prueba.

En cuanto a la importancia del análisis, es cierto que esta prueba en sí mismo no puntúa mucho. A falta de conocer la convocatoria al detalle, esto es así. Ahora bien, aunque fuese solo por amor propio no me quedaría con el argumento de que "ya que vale muy poco...". Por otro lado, y desde una perspectiva de quien pudiese juzgar una prueba como esta, siempre he pensado que es una prueba cualitativamente muy importante.

Es cierto que habitualmente hemos salido de los Conservatorios sin mucha idea de analizar nada, y lo que es peor, sin ningunas ganas de hacerlo. Es una materia difícil y a la que no solemos dedicar mucha atención, acostumbrados como estamos por la tradición a copiar las versiones del ídolo de turno de nuestro instrumento, el que sea, sin aplicar ningún criterio personal, muy poco razonamiento propio y casi ningún sentido crítico, que es lo que en definitiva debería guiar esencialmente el análisis. Cuando nos vemos metidos en el tema, nos dedicamos como locos a buscar un tema A, una reexposición o un sujeto c con desesperación, y a encasillar la música en moldes para ver si es una magdalena, un bizcocho o una galleta.

Yo creo que el análisis que se pide en una prueba como esta tiene unas características muy concretas. No puede ser muy exhaustivo porque el tiempo es muy reducido (1 hora venía siendo lo habitual). Piden expresamente que contenga una parte de análisis didáctico. ¿Y eso qué es?. Pues en mi opinión un análisis didáctico debe centrarse en las características y capacidades de una pieza dada, aplicadas a su trabajo en una clase de un conservatorio elemental o profesional (que es para lo que te presentas).

En esta prueba creo que se puede ver muy claramente qué aspirantes tienen una cierta cultura musical. No hace falta que nos pongan la 5ª de Beethoven para que podamos hablar de una pieza. Hemos de ser capaces de reconocer los parámetros principales de su composición (armonía, fórmulas cadenciales, tratamiento instrumental, textura, estructura formal...) aunque no conozcamos la pieza. Ello nos puede dar una idea de a qué periodo histórico del instrumento puede estar asociada, a qué corrientes compositivas obedece, etc...

Con todo ello ya habríamos hecho un análisis técnico de la pieza (formal, armónico, estético, histórico...), pero todo ello no puede llevarnos mucho tiempo porque si no no podremos hacer el análisis didáctico, que es más importante aún.

Tendremos que extraer aquellos pasajes o aspectos de la obra que puedan indicarnos a qué grupos de alumnos podría ir dirigida la pieza. ¿En qué clase trabajarías tú esta pieza y por qué? ¿Qué aspectos de la pieza podrían ser más interesantes, o más complicados desde un punto de vista técnico, interpretativo o musical?. Esto es lo que debe analizar esta parte de la prueba, siempre desde tu opinión y conocimiento.

Alfonso Rubio Marco dijo...

No te puedo dirigir a nadie que prepare esta parte del examen, desgraciadamente. Cuando yo preparé mis oposiciones, lo que hice fue coger aleatoriamente piezas susceptibles de ser analizadas. Algunas las conocía, y otras no. Con un cronómetro por delante ensayé esta prueba, en parte remitiéndome a mis conocimientos musicales, en otra parte revisando todos mis estudios de armonia, formas musicales, estética e historia y principalmente extrayendo pasajes que pudiese contextualizar dentro de un hipotético plan de estudios de una de mis clases de flauta. Todo ello con claridad, concreción y originalidad...en una hora.

No hay fórmulas mágicas. Lee otros análisis ya hechos, (no hace falta que sean hiperespecializados), estudia, escucha y analiza piezas típicas de repertorio en los Conservatorios...

No hay recetas mágicas, pero tampoco lo veas como algo insalvable. A esta prueba hay que tenerle respeto pero no aterrorizarse ante ella.

Espero que te vaya muy bien y que disfrutes de la preparación de las oposiciones.

Saludos.