jueves, 15 de noviembre de 2012

¿QUÉ ES?

ALPACA: Aleación utilizada para la fabricación de instrumentos de gama media o baja, consistente en la mezcla de cobre, zinc y níquel en una proporción de mayor a menor cantidad. También es conocida como "German Silver".

ALTUS SILVER: Es una aleación utilizada por Altus para la fabricación de algunas de sus flautas, consistente en plata a un 99.7%, prácticamente plata pura, tanto en el tubo como el mecanismo.

AURUMITE: Material creado y patentado por Powell Flutes para la fabricación de los tubos de algunos modelos de sus flautas, consistente en un tubo de plata interno al que por electrólisis se le ha añadido otro de oro que lo recubre. En algunos modelos (como en cabezas "Custom" de la gama superior) la combinación es a la inversa.

BRITANNIA SILVER: Es uno de los materiales utilizados en la construcción de flautas por algunos fabricantes (especialmente Altus), consistente en una aleación entre plata al 95.8% y otros metales que completan el porcentaje (cobre, zinc...)

CABEZAS WAVE LINE: Es una linea de cabezas producida por la marca Jupiter en sus modelos de iniciación para niños. Conocida también como "lazo", la cabeza se acorta gracias al diseño que se asemeja a la letra omega griega. Se plantea como una alternativa a las cabezas en "U", también dirigidas a los niños, pero que tienen el inconveniente de que fuerzan a un cambio de la altura de los brazos respecto a la que se tiene con una flauta normal.

CHIMENEAS ESTIRADAS (u OÍDOS ESTIRADOS): Es una parte del proceso constructivo de la flauta, en el que se extraen mecánicamente del tubo original las chimeneas sobre las que cerrarán las llaves. Normalmente este tipo de construcción se da en instrumentos de gama baja o media; los de gama alta suelen llevar chimeneas soldadas a mano.

CHIMENEAS SOLDADAS: Tras practicar en el tubo los agujeros correspondientes a cada nota se sujetan con unos alambres las chimeneas sobre las que cerrarán las zapatillas. Estas chimeneas se sueldan manualmente al tubo. El sistema de chimeneas soldadas es característico de las flautas de gama alta.

D# ROLLER O RODILLO: Es un pequeño rodillo que se inserta en la llave del re# y que facilita el paso de esta llave a la de do o do# graves.

DONUT O FACILITADOR DEL MI: Es una pequeña pieza circular que se coloca dentro del segundo agujero de sol#, reduciendo el tamaño del mismo y facilitando la emisión del mi agudo. Su suele utilizar como sustitutivo del mecanismo de mi (o mi partido).

ESCALA BENNET: La escala Bennet es una evolución de la escala Cooper realizada por el prestigioso flautista inglés William Bennet, quien trabajó muy estrechamente con el primero en el diseño de la "Escala Cooper". Las diferencias entre ambas son muy pequeñas.

ESCALA COOPER: La escala "Cooper" fue diseñada por el famoso constructor inglés Albert Cooper (1924-2011) en los años 60 del s.XX. Por medio de la disposición de los agujeros en el tubo, su tamaño, la altura de las chimeneas, etc... consiguió una mejora sustancial en la afinación interna del instrumento. Los modelos precedentes se basaban en aproximaciones empíricas al emplazamiento idóneo, o simplemente copiadas de instrumentos anteriores sin haber desarrollado un trabajo científico acerca de la situación correcta para cada instrumento (platos abiertos o cerrados, altura del diapasón, etc...). El trabajo de Albert Cooper fue determinante en el desarrollo de la flauta Boehm, que por otro lado ha sufrido muy pocos cambios en cuanto al diseño mecánico general desde los trabajos de éste último.





GERMAN SILVER: Tradicionalmente se denominó como "German Silver" (o "plata alemana") a una aleación de cobre, zinc y níquel utilizada entre otras aplicaciones para la fabricación de flautas o mecanismos de flautas. Aunque actualmente no está permitido denominar así a una aleación que no contiene realmente plata, aún es posible encontrar este nombre sobre todo en la venta o descripción de instrumentos históricos. En español esta aleación siempre se ha conocido como "alpaca".

GIZMO: Es una pequeña palanca que en las patas de Si habilita que la última llave la flauta se pueda cerrar independientemente de las otras llaves de la pata para facilitar la emisión de las notas del registro sobreagudo, especialmente el do. Se sitúa junto a los rollers de si y do graves.

MECANISMO DE MI (MI PARTIDO): Consiste en un mecanismo que facilita la emisión del mi agudo (o mi 6) por medio de una palanca que conecta la llave del mi con la segunda llave del sol (la que no tapamos directamente). De este modo al presionar la llave del mi la cerramos sin actuar sobre la del sol. El mi agudo es una nota acústicamente débil en la flauta travesera. Con este mecanismo la emisión es muy sencilla. En los modelos actuales  no supone un precio muy superior respecto a los que no lo llevan, y desde los instrumentos de iniciación se puede encontrar como opción.

MECANISMO PINLESS: Es una innovación en la construcción del mecanismo de la flauta que evita la utilización de los pequeños pasadores (o pins) que fijan una sección del mecanismo a su eje de modo transversal. Este sistema hace que para desmontar las llaves haya que emplear técnicas agresivas que a la larga desgastan más el instrumento, y que sólo se deben hacer con herramientas especializadas. Los mecanismos pinless ofrecen una facilidad mucho mayor a la hora de desmontar el mecanismo para su limpieza, engrasado, etc...

TRINO DE DO#: Es uno de los mecanismos que se están incorporando últimamente como opción cada vez más habitual en flautas sobre todo de grama media y alta. Se practica un agujero más en el cuerpo de la flauta, al la izquierda del si, y se acciona por medio de una palanca que se acciona con el índice de la mano derecha. Facilita la emisión de algunos trinos que de otro modo son complicados o imposibles de producir.



                                      Trino de do# en una antigua flauta Powell

PATA CONVERTIBLE C/B: A una pata de do tradicional se le puede añadir una pequeña parte más de tubo que la habilita para llegar hasta el si grave sin necesidad de adquirir toda una pata de si. Esta opción sólo suele estar disponible en instrumentos de gama alta por encargo especial.

PATA DE DO (C FOOT): Es la nota más grave que puede alcanzar esa flauta.

PATA DE SI (B FOOT): Es la nota más grave que puede alcanzar esa flauta.

PUENTE FRANCÉS (FRENCH POINTED ARMS): Es un tipo de configración de las llaves de la flauta en la que la cazoleta está soldada por medio de un brazo, o puente, al eje móvil. Este tipo de construcción es característica de modelos de gama alta, aunque también algunos modelos de estudio lo incorporan.



STERLING SILVER: Es una aleación que usa plata al 92.5% combinada con otros metales. Es el tipo de plata más utilizada para la construcción de flautas.


Consulta sobre modelos de estudio: Powell

Buenas tardes: He estado leyendo el contenido del blog y me ha resultado realmente útil. Soy madre de flautista de 4º de EEPP que quiere cambiar su Yamaha de estudio por una superior. El próximo viernes la marca Powell viene al conservatorio y me gustaría conocer su opinión sobre estas, por si conoce algún modelo que crea que sale bien. La niña estudiará pefil compositor y toca esporádicamente con una banda juvenil. Ella busca un instrumento ligero pero, al parecer, la plata es más pesada, ¿conoce alguna otra opción? Luego está lo de la afinación que yo no entiendo que diferencia hay entre La 440 o 442 o 444. También le gustaría con un rodillo de re sostenido y llave de trino de Do sostenido (ígual me equivoco en la explicación que no tengo ni idea). Muchas gracias por sus aportaciones. Saludos



Hola:
Como respuesta a su comentario, he de decir que Powell es una de las más prestigiosas marcas de flautas estadounidenses, y por lo tanto son instrumentos de una calidad asegurada. A grandes rasgos Powell produce cuatro segmentos de flautas, que se clasifican en orden descendente de precio (y se supone de calidad), de este modo:

Handmade Custom (básicamente la diferencia es que las chimeneas son soldadas a mano)
Handmade Conservatory (chimeneas estiradas mecánicamente)
Signature (ídem)
Powell-Sonaré (ídem)

No sé exactamente en qué gama y/o modelo está interesada, pero en cualquier caso Powell es seguro un buen  instrumento.

A partir de ahí, entran en juego las preferencias y el gusto personal de cada cual, y en el caso de una alumna de estudios profesionales, seguramente el criterio de su profesor o profesora (aunque quien va a comprar el instrumento y a utilizarlo durante años es el alumno).

Dependiendo de qué gama sea la elegida, Powell compite con  marcas como Muramatsu, Sankyo, Altus, Pearl (japonesas) o Brannen, Arista o Abbel (por decir algunas otras estadounidenses), y un largo etcétera.

¿Qué modelo es el adecuado para su hija? Es muy difícil de decir. Por lo que dice es posible que no compre otro instrumento después de éste si no piensa adquirir un perfil de flautista profesional. Por ello yo pensaría en una flauta de un nivel medio-alto. En Powell eso sería una "Handmade Conservatory", en Muramatsu una DS, una Sankyo CF 401, etc...En fin esto puede ser un poco lioso, así que para precisar estaríamos hablando de un precio mínimo de unos 4500€ y hasta los 7000 u 8000€, dependiendo del material, características exactas, etc...

La cuestión del peso depende básicamente del espesor del tubo. Lo más habitual es encontrar flautas entre como mínimo 0.014pulgadas (0.35mm), pasando por las de 0.016 (0.40mm) hasta las 0.018 pulgadas (0.45mm.) que son las que se suelen denominar "heavy". Si el peso del instrumento es un factor importante por alguna cuestión como lesiones de espalda, articulaciones, etc...yo elegiría un instrumento con pata de do,  tubo de 0.014 pulgadas, y tal vez sin el trino de do sostenido (que siempre añadirá algo de peso). El espesor del tubo se asocia normalmente al tipo de sonido que éste va a producir. Como todas las cuestiones relacionadas con los materiales esto es algo muy subjetivo y poco demostrable científicamente, pero en el mundillo flautístico se suele asumir que un tubo de menor espesor sonará más "brillante" y uno heavy más potente y "oscuro".

En cuanto a la afinación, 440 , 442, etc... se refiere los cents (que es la medida de cálculo) en los que está afinado el La del instrumento. Esto es muy importante, pues aunque las flautas tienen un pequeño margen de corrección por medio de la cabeza del instrumento, una flauta que esté afinada demasiado baja o alta en origen, dará muchos problemas o será directamente intocable en un conjunto instrumental determinado. La afinación estándar en España suele ser 442 (aunque en la práctica se suele tender a afinar más alto, 443 o incluso hasta 445 cents). Por eso hay que tener mucho cuidado con no comprar un instrumento que esté afinado sobre todo a 440. Yo tampoco compraría uno a 444 si voy a seguir estudiando en España o en Europa (aunque en Alemania la afinación de las orquestas puede ser muy alta). Yo le recomendaría sin duda una flauta a 442 cents.

Y en general, a pesar de que como le digo que Powell es una marca muy fiable, compararía prestaciones, características, precios, etc... entre los instrumentos de las distintas marcas aludidas y otras presentes en el mercado cercano, antes de decidirme. Una prueba en un Conservatorio puede ser buena para conocer instrumentos, pero a mí no me gusta decidirme a comprar sin probar antes otras alternativas. La presión del entorno (el comercial de la marca que lleve las flautas, tal vez el profesor o los compañeros...) puede ser muy fuerte e inducir a una compra poco meditada. Muchas veces además, las condiciones de estas pruebas no son las idóneas para tener un criterio acerca del instrumento, pues suele haber muchos flautistas tocando a la vez, la acústica del lugar puede no ser idónea, puede haber tantas flautas y de tantos modelos distintos que no es raro acabar sin saber si la primera nos gustaba más que la octava o menos.

En fin, espero que le sirva de ayuda mi criterio, y que encuentre el instrumento adecuado para su hija.

Muchas gracias, y reciba un saludo.



sábado, 10 de noviembre de 2012

PHILIPPE MANOURY: JUPITER 1ª parte.





Philippe Manoury es uno de los grandes compositores franceses vivos. Nacido en 1952, su trayectoria es bastante peculiar. Estudió piano privadamente con Pierre Sancan, aunque fue rechazado en la clase del Superior de París de éste último en dos ocasiones. Pese a este rechazo (o gracias a él) Manoury comienza una tempranísima carrera como compositor gracias a la obra para piano Christophonos compuesta a sus 19 años y que le sirvió de tarjeta de presentación entre el mundo de la composición actual. Su interés por la relación entre la música y la informática y la matemática le llevaron a intentar el acceso al Superior de París de nuevo, esta vez en la clase de composición de Ivo Malec y Michel Philippot. Siempre se situó ajeno a las tendencias principales de la vanguardia compositiva francesa que se debatía ávidamente entre el movimiento  espectralista (con las figuras emergentes de Grisey y Murail) y los seguidores de Messiaen, el gran compositor francés del momento, con quien Manoury  nunca tuvo una relación fluida. Acabados sus estudios en París trabajó en Brasil dos años tras los que regresa a Francia para trabajar en el recientemente creado IRCAM como investigador en el terreno de la interacción entre instrumentos tradicionales y programas informáticos. Su colaboración con el matemático norteamericano Miller Puckette en este sentido les convierte en pioneros en la informática musical, y desembocará en la creación de las primeras obras para instrumento con electrónica en vivo (o en tiempo real), y en el programa informático Max/MSP de realización gráfica de recursos multimedia.

Tras ser rechazado nuevamente su candidatura, ahora como profesor de composición del Conservatorio Superior de Paris, Manoury  es contratado por la Universidad de San Diego, en los EEUU, donde actualmente enseña composición, análisis y procesamiento en tiempo real de la señal.

Precisamente la particularidad del aspecto compositivo en el que trabaja, hace que sus obras sean difíciles de interpretar, pues a la dificultad técnica de la ejecución puramente instrumental hay que añadir la de contar con el soporte informático y de un técnico que se encargue de la realización de la electrónica en tiempo real.

La relación de la flauta travesera con la electrónica es bastante fructífera desde las primeras piezas que exploraron esta combinación. En el repertorio de la flauta figuran ya obras que se han hecho un hueco por mérito propio como "Musica su due dimensioni" de Maderna, "Das atmende Klarsein" de Luigi Nono, o "Explosante-fixe" de Boulez. Pese a su diversidad estética, instrumental o cronológica, queda claro que la flauta ha gozado de una atención importante por parte de los compositores, desde los primeros intentos de crear música con ayuda de instrumentos electrónicos.

No hay apenas trabajos específicos acerca de la música para flauta y electrónica. Este es un terreno bastante incipiente, extremadamente heterogéneo y en continua evolución, y los principales libros sobre la flauta navegan (o naufragan) en este tema pues se debaten entre la generalización de los estilos menos "cultos" (como el jazz, el folk o el rock,) que también utilizan medios electrónicos para procesar de un modo u otro el sonido de la flauta. No pretendo aquí y ahora hacer un trabajo exhaustivo acerca del tema, pero sí me gustaría presentar un autor u una obra que me parecen de una importancia muy significativa en el futuro de la flauta travesera.

La electrónica se ha utilizado en diversos sentidos combinada con instrumentos acústicos. El primero de ellos es el que utilizaría  sonidos grabados que se combinan con una organización determinada junto a una interpretación en vivo. Es uno de los usos más clásicos del recurso, pero no aporta necesariamente una novedad en el sentido compositivo, pues se utiliza más como una aportación sonora novedosa o sugerente. Las posibilidades técnicas de trabajar en estudios con sonidos pregrabados, o incluso crear bandas con sonidos "puros" de laboratorio, desarrollaron un amplio repertorio entre el que se encuentran obras como la ya mencionada "Musica su due dimensioni" de Maderna, y otras como su "Don Perlimplín" (una obra radiofónica en la que la flauta desempeña un papel teatral protagónico combinada con voces tratadas electrónicamente), u obras tan importantes como las de Bryan Ferneyhough "Carceri d'invenzioni IIc" o "Mnemosine".

Sin embargo la utilización de elementos electrónicos pregrabados supone la alteración de un parámetro elemental en la interpretación musical como es la aleatoriedad en la ejecución. La existencia de una (o unas) lineas pregrabadas e inalterables a la impresivilidad de la interpretación en vivo condicionan de modo crucial la ejecución, pues el intérprete se ve sometido a un encorsetamiento que resta una parte esencial de la música misma. De ese modo un recurso que amplia la capacidad expresiva de la composición musical por medio de elementos novedosos en la paleta de recursos sonoros, se convierte en un obstáculo para la libertad interpretativa y auditiva de los intépretes y los auditores mismos.

Uno de los mayores anhelos fue por tanto el posibilitar la utilización de elementos electrónicos en la interpretación musical, que entablasen un verdadero diálogo musical con los intépretes, y en este sentido la obra que presento es de una importancia crucial.

El contexto ya descrito del IRCAM en la década de los 80 del siglo pasado convoca a varios personajes fundamentales para el desarrollo de la electrónica aplicada a la interpretación musical. En este apartado es preciso destacar al flautista Larry Beauregard, un flautista canadiense establecido en París, en cuyo Conservatorio Superior estudió con Marion y que fue solista del Ensemble Intercontemporain. Desarrolló una flauta a la que aplicó una serie de detectores de altura de sonido que interactuaban con un procesador de sonido, que en principio fue la máquina 4X desarrollada por el italiano Giuseppe di Giugno. Beauregard había trabajado básicamente con el ingeniero Barry Vercoe en el desarrollo de un ordenador que era capaz de seguir la interpretación de una determinada pieza atendiendo a las variables de tempo, incluso a pesar de los eventuales errores del músico. El invento de Beauregard fue superado con los avances técnicos, y posteriormente los programas informáticos serían capaces de reconocer un texto musical sin la necesidad de los sensores de afinación que él había adaptado a la flauta. Su trabajo, sin embargo, sirvió de inspiración para el desarrollo de estos sistemas, y lo que es más importante, para la composición de las primeras obras en las que un instrumento en vivo interactuaba con el ordenador en tiempo real. No en vano "Jupiter" de Manoury fue dedicada a su memoria. La importancia de Beauregard en el panorama flautístico contemporáneo es capital, y el recorrido que llevó a cabo en su corta vida solamente deja entrever la pérdida que supuso para nuestro instrumento. Fue dedicatario, además de "Júpiter", de obras como "Mémoriale" de Boulez (un fragmento de "explosante-fixe") o Requiem 21.5 de Tim Brady. Su prematura muerte a los 28 años de un vertiginoso cáncer detectado pocos meses antes, le impidió seguir ese trabajo y ver el resultado musical del mismo. Su "heredero" flautístico en este terreno fue especialmente Pierre André Valade, quien más tarde sería una pieza fundamental en la creación de otra pieza imprescindible del repertorio para flauta(s) y electronica en vivo como es el "Explosante-fixe" de Boulez.



                                   
                              Barry Vercoe y Larry Beauregard experimentan en un 
                                     estudio la interacción entre el intérprete humano y el 
                                     ordenador en el IRCAM en 1984.



Sobre esta base, Manoury y Puckette comenzaron a evolucionar los primeros programas 4X, abarcando otras variables de la interpretación musical más allá del seguimiento temporal que la máquina podía hacer de la partitura. De ese modo otros parámetros como la intensidad, el espectro armónico, o el timbre del instrumento se convertían en objetos reconocibles y "manipulables" por medio del ordenador y de los programas informáticos. La electrónica se convierte así en un actor más, y se puede establecer un diálogo real entre el músico y la máquina, que ya no se atañe al seguimiento estricto y preestablecido por parte del primero de una secuencia temporal inamovible, al estilo de todas las piezas que incluyen una parte realizada previamente en estudio.

Esta es la génesis de "Jupiter", que Manoury compuso en una primera versión en 1987, y de este modo y en palabras del propio compositor, es la primera obra que conjuga la interpretación de una parte musical en vivo con el acompañamiento musical de un ordenador que reconoce y procesa todo el material sonoro que el flautista va ejecutando en el momento.




viernes, 9 de noviembre de 2012

Orquestas. Crisis. Futuro.

La Junta reduce la inversión en la OFM un 21% y un 14,5% en las...

"¿Parece razonable que el Gobierno andaluz detraiga de sus impuestos cerca de siete millones de euros y los destine a cuatro orquestas que en este momento sólo tienen carácter loca?l"

"¿es razonable que esta comunidad invierta y potencie una institución como la Orquesta Joven de Andalucía y después no seamos capaces de que dichos jóvenes andaluces cualificados tengan su espacio natural laboral y creativo en las cuatro orquestas andaluzas?"


(Luciano Alonso, Consejero de Cultura de la Junta de Andalucía)





La Fundación Bancaja reduce a la mitad la subvención para el Palau de la Música de Valencia


http://www.lasprovincias.es/20121107/comunitatvalenciana/valencia/palau-musica-presupuesto-2013-201211071251.html







Análisis de las demandas psicofísicas en la práctica y el aprendizaje de la flauta travesera

La doctora Fedra Borràs ha publicado su trabajo de tesis doctoral "Análisis de las demandas psicofísicas en la práctica y el aprendizaje de la flauta travesera".


"Este libro, el cual forma parte del programa de Doctorado en Didáctica de la Música de la Universidad Autónoma de  Barcelona, UAB, es una primera aproximación a estas demandas en la práctica de la flauta travesera y fundamenta su base teórica en el método psicofísico Cos-Art y en un análisis fisiológico y anatómico de la estructura corporal." (extracto de la introducción de la Tesis).


Debido al aumento de profesionales y amateurs dedicados a la práctica instrumental general (y a la flauta travesera en particular) que se ha producido en los últimos años, la incidencia de lesiones, patologías o problemas relacionados con ésta se ha visto también enormemente acrecentado, sin que en muchos casos la medicina haya dado respuestas demasiado eficaces a los problemas de los flautistas.


En no pocos casos músicos de un nivel medio o alto han tenido que abandonar la práctica musical activa debido a lesiones incapacitantes. Yo viví alguna de cerca en mi etapa en la ROSS y actualmente como profesor de Conservatorio tampoco es raro que compañeros e incluso alumnos padezcan problemas de las más diversas índoles relacionados con estas cuestiones. 


Esta tesis detalla las exigencias de todo tipo que la flauta travesera nos impone como instrumento de trabajo habitual. Se encuentra a la venta por la propia autora fedrabj@yahoo.es



La práctica musical a un nivel medio, alto o de alto rendimiento puede llegar a ser muy nociva para la salud física y sobre todo mental de muchos músicos. Especialmente la vida en una orquesta profesional (tan envidiada por muchos intérpretes) puede ser especialmente exigente y frustrante, y puede llegar a afectar muy negativamente a la calidad de vida general de aquellos afectados y quienes les rodean.


El libro de Guillermo Dalia, "Cómo ser feliz si eres músico o tienes uno cerca" (Ed. Idea Books ISBN. 978-84-936631-0-0)trataba todas las cuestiones sobre todo psicoemocionales, desde un punto de vista desenfadado, después de una larga trayectoria conociendo a ejecutantes de diversos instrumentos.






Mucho más material hay en otros idiomas sobre estas cuestiones. Un libro especialmente exhaustivo es el de la profesora francesa Pauline Adenot "Les musiciens d'Orchestre Symphonique. De la vocation au désenchantement" (Ed. L'Harmattan ISBN. 978-2-296-05747-0) (Los músicos de Orquesta Sinfónica. De la vocación al desencanto). En este trabajo, ilustrado con múltiples encuestas y un detallado trabajo sobre el terreno con músicos de las mejores orquestas francesas, retrata la problemática del día a día de los músicos que llegan a las orquestas profesionales cargados de expectativas e ilusiones que la realidad diaria de éstas se encarga de derribar ladrillo a ladrillo, hasta la ruina total. Para mí, que personalmente vi muy reflejada mi trayectoria orquestal con lo que la autora relata en este libro, da claves de la dureza de este tipo de vida, que tan difícil es de comprender para aquellos que no la han vivido. A día de hoy me cuesta mucho explicar a colegas o alumnos (y que lo entiendan) por qué dejé la orquesta en la que trabajé, y no he tenido ni un solo remordimiento después!!.



11 de Noviembre de 2017 VI  RAFEL FESTIVAL.  Ensemble d'Arts.  Auditori de Rafelbunyol (València) 20:00h. SOLISTAS DE ZAHIR ENSE...