jueves, 21 de marzo de 2013

VOX BALAENAE DE GEORGES CRUMB

La obra del gran compositor estadounidense George Crumb (1930)  "Vox Balaenae" (La voz de las ballenas), es una de las piezas más sugerentes creadas durante el final del siglo XX.





Se trata de un Trío para flauta, cello y piano amplificados electrónicamente, compuesto en 1971 a raíz de unas grabaciones escuchadas por el autor del canto de las ballenas jorobadas. Esta fuente de inspiración se traduce en una pieza de un gran lirismo que trata de despersonalizar al ser humano frente a una naturaleza primigenia y absoluta. Los intérpretes tocan con una máscara que simboliza esta minimización del papel del ser humano en la comunicación entre la naturaleza y la música, y la partitura pide que sea interpretada en medio de una luz azul que envuelva todo el ritual en el que se convierte el concierto.

Aquí dejo el prefacio en inglés de la partitura:

"Voice of the Whale, composed in 1971, is scored for flute, cello and piano which are amplified in concert performance. The work was inspired by the singing of the humpback whale, a tape recording of which I had heard two or three years previously. The masks, by effacing the sense of human projection, are intended to represent, symbolically, the powerful impersonal forces of nature (i.e. nature dehumanized). The form of Voice of the Whale is a simple three-part design, consisting of a prologue, a set of variations named after geological eras, and an epilogue."

El elemento escénico juega un papel importante en esta obra, con una clara intención simbólica. Es una obra muy ligada a una mentalidad en la que la estética y la creación artística tienen una implicación muy clara con las actitudes y pensamientos del artista frente al mundo. Es el caso también de Black Angels, el famoso cuarteto de cuerda de Crumb, publicado también en 1971, y vinculado a la guerra de Vietnam que en esa época afrontaba EEUU, si bien esta vinculación se produjo a lo largo de la composición de la obra, y no en su génesis misma.

Crumb es un compositor que utiliza técnicas instrumentales de "vanguardia" (si es que se puede hablar de tal cuarenta o cincuenta años después de su creación!) que aún a día de hoy pueden resultar chocantes en auditorios no familiarizados con esta estética. La innovación en las tímbricas de los instrumentos acústicos tradicionales es una constante en su obra, y es constante también el requerimiento de técnicas contemporáneas avanzadas. Una característica compartida también con Black Angels, si bien en menor medida, es el uso de instrumental de percusión (en este caso un juego de crótalos) que utilizan el cellista y el flautista para tocar el tema principal o "Sea Theme". También es requerido el recurso del silbido de los músicos, en una especie de "diálogo" entre animales, que por su sonoridad puede evocar en algunos momentos a las ondas Martenot que Messiaen y otros compositores usaron profusamente. El resultado es una combinación fascinante de timbres que surgen de la nada inundando la sala.

Vox Balaenae comienza con un largo e intenso solo de flauta que se apoya básicamente en la voz del flautista a través de su instrumento, o transformada por éste. Otra vez encontramos el uso de la flauta como el instrumento de viento menos artificial y más ligado a una espiritualidad ancestral y telúrica (algo muy parecido al uso que dan autores como Debussy, Jolivet o Murail, y entroncado también al del Pierrot Lunaire de Schoenberg si bien no tanto en lo tímbrico como en lo simbólico del instrumento). Este solo desemboca en una cita del principio de "Así hablaba Zaratustra" de Strauss que el piano recoge, evocando el timbal de la orquesta.

Tras esta cita (¿simbólica?), introduce el "Sea Theme" en un largo canto del cello con el acompañamiento del piano.

La obra se estructura en un tema y cinco variaciones, con un prólogo y un epílogo.



  • Vocalise (... for the beginning of time) 
  • Variations on Sea-Time    
    • Sea Theme     
    • Archeozoic [var. I]     
    • Proterozoic [var. II]     
    • Paleozoic [var. III]     
    • Mesozoic [var. IV]     
    • Cenozoic [var. V]  
  • Sea-Nocturne (... for the end of time)

En la posterior sucesión de variaciones encontramos todo un catálogo de efectos tímbricos que incluyen desde la preparación del piano con pequeñas barras de cristal o portamentos en sus cuerdas hechos directamente por el pianista, hasta los glissandi en el cello que evocan el canto lejano de las ballenas. Para la flauta se exige un uso extremo de las dinámicas, y el uso ordenado (poco o nada se deja a la aleatoriedad en la partitura) del bisbigliando que se combina con el tema del piano o de los crótalos.

Por último se llega al Nocturno final, que produce una atmósfera mágica. En este punto toda la radicalidad estética del principio se apacigua y una plácida y cristalina tonalidad de si mayor nos conduce al final, en el que el flautista menciona el tema en los crótalos antes de que cello y piano dejen desaparecer la música en un tiempo tan lejano como eterno.

La relación onomatopéyica de todos los efectos tímbricos utilizados, con el tema de la pieza es evidente. El canto de las ballenas jorobadas que sirvió de inspiración a Crumb sigue presente y se convierte en una obra de arte de primer nivel, tanto en lo técnico como en lo estético. 



                                                               Ensayando para el concierto en el IV Ciclo de Zahir Ensemble

11 de Noviembre de 2017 VI  RAFEL FESTIVAL.  Ensemble d'Arts.  Auditori de Rafelbunyol (València) 20:00h. SOLISTAS DE ZAHIR ENSE...